Belleza

Tóxico en esmaltes

Abro melón de una moda que cada vez empieza a más temprana edad, las UÑAS, ya sea únicamente un esmaltado básico o aplicando uñas postizas, aún más cuando llega el buen tiempo y queremos lucir-las.


Pero hay una parte muy importante de todo esto que no te explican, la consecuencia que tiene en tu salud, deberías de saber que ¡NO TE LOS ACONSEJO!

La uña es porosa y transpira y los esmaltes, acrílicos, gel, quitaesmaltes están cargados de tóxicos y penetran en nuestro organismo, además de ser volátiles y los inhalamos.

Por mucho que “mejoren” las fórmulas y algunos se consideren “libre de tóxicos” podemos encontrar hasta un 5% de su composición de sustancias tóxicas, alérgenos y ¡cancerígenos!

Tóxico en esmaltes - Attura

Y por desgracia, algunos componentes tóxicos los camuflan con el famoso “secreto de fabricación” y no aparecen en su INCI.

 

Te dejo a continuación los nombres de algunos de los ingredientes peligrosos que debes evitar.

  • Formaldehído, es un carcinógeno, se utiliza en endurecedor y conservante. Puede causar irritación en piel, ojos y vías respiratorias, además de cáncer en nasofaringe y cavidades nasales.
  • Touleno, considerado un posible carcinógeno y neurotóxico, se utiliza como resina para facilitar la aplicación de los esmaltes y también lo encontramos como disolvente de uñas.
    Sus gases tóxicos podrían dañar el sistema nervioso central y el cerebro), además de causar irritación en ojos, piel y vías respiratorias.
  • Ftalatos, es un disruptor endrocrino, que se utiliza para hacer los esmaltes más flexibles y duraderos.
  • Alcanfor Sintético, potencialmente carcinógeno, irritante para ojos y vias respiratorias, en caso inhalación puede provocar la disminución de la respiración y ralentizar el ritmo cardiaco.
  • Xilenos y Estirenos, ingredientes neurotóxicos, provocan irritación en ojos, garganta, nariz y piel, además de generar dolor de cabeza.

Además, en las uñas acrílicas encontramos el formaldehído, es un compuesto químico carcinógeno con riesgo a desarrollar cáncer nasofaríngeo y leucemia y Metacrilato (EMA), pueden causar dermatitis por contacto, asma y alergias en los ojos.

Por otro lado, encontramos que no solo nos puede afectar la toxicidad de los esmaltes, sino que también la radiación emitida por las lámparas de secado con luz UV. Es citotóxica, genotóxica y mutagénica para las células de la piel, es decir envejecimiento prematuro y manchas en las manos. Existe aún mayor riesgo en las personas que consumen medicamentos que generan fotosensibilidad.

Y ya no únicamente hablamos de la composición de estos, sino que además te expones a los gases que emiten estos productos y así mismo, las partículas de polvo al limar las uñas pueden viajar por el aire y penetrar a través de la vía respiratoria, generando problemas en el sistema respiratorio como podría ser:

  • Rinitis: inflamación de la mucosa nasal que se manifiesta con estornudos, picor nasal, congestión, mucosidad.
  • Asma: cuadro de obstrucción bronquial reversible; durante las crisis el aire circula con dificultad por los bronquios produciendo sensación de fatiga o ahogo y pitidos.
  • Otros: cuadros irritativos inespecíficos, alveolitis, neumopatías o sensibilización por vía inhalatoria.

El vaho de los esmaltes puede incluso afectar a la zona ocular, generando una inflamación de la conjuntiva ocular, que provoca síntomas como picor, ojos rojos, lagrimeo o sensación de cuerpo extraño en el ojo.

El contacto constante con estos productos, en este caso hablamos de profesionales de este sector, pueden mostrar problemas en la piel de las manos, provocando una dermatitis, y una reacción de hipersensibilidad del sistema inmune, causando reacciones alérgicas y síntomas como picor, enrojecimiento, sequedad, grietas, ampollas.

 

Otros daños para la salud

  • Despigmentación de la piel debido a la hidroquinona.
  • Afección del Sistema Nervioso Central (cefaleas, somnolencia, mareos) en especial durante la aplicación de productos con disolventes.
  • Algunos componentes pueden influir negativamente en la salud de las trabajadoras embarazadas o en período de lactancia natural, del feto o del niño durante el período de lactancia natural, como son el tolueno (toluene) y la ciclometicona (cyclomethicone).


Por mucho que quieras buscar una manicura sana, no hay opción 100% natural y libre de tóxicos, ya que es muy difícil crear una composición donde los ingredientes sean naturales y ecológicos


Pero si encontrarás “four free”, es la ausencia de los 4 tóxicos más peligrosos: Formaldehído, Ftalatos, Touleno y Alcanfor sintético, pero ¡OJO! eso no significa que sea bueno para tu salud.

Es por ello que no los recomiendo, pero si no puedes vivir sin esmaltar tus uñas, hay marcas como Zao Make Up, que son ecológicas y a pesar de que sus esmaltes no son eco, su composición es menos agresiva y “four free”.

Back to blog